Crianza

¡Mi bebé no duerme!

Los procesos por los que pasan los bebés son muy diferentes a los adultos, y con frecuencia desconocidos para nosotros, por eso solemos sorprendernos y hasta asustarnos cuando no entendemos algo.

Lamentablemente muchas veces podemos dejarnos llevar por “Entrenadores” que nos dicen que nuestro bebe debería dormir toda la noche, nos siembran inseguridades, y en nuestro afán de cuidarlos podemos caer en practicas no beneficiosas.

Pero basta analizar mas de cerca todo el proceso madurativo del sueño de bebe, para darnos cuenta de lo que es normal y lo que no. Ahí nos daremos cuenta, que lo que proponen estos “Entrenadores” no es mas que desatender las necesidades del bebe, lo que al final envía un mensaje confuso al bebe pudiendo desencadenar un apego ambivalente, con perdurables secuelas en su desarrollo. 

Dormir sin Lagrimas

Rosa Jove, psicóloga infantil especializada en el sueño, explica muy claramente la evolución del sueño de los niños en su libro “Dormir sin lágrimas”, y señaló claramente que si los niños no duermen corrido toda la noche, los padres no nos dejemos llevar por el pánico y la sorpresa.

En un lenguaje muy sencillo ella explica las necesidades emocionales del niño al dormir, por lo que los padres no nos sorprenderemos mas y sabremos como manejar mejor cada situación.

Recordando que los seres humanos somos una especia altricial, es decir que no nace a termino y que aun esta desarrollando muchos sistemas, resulta lógico que el sueño pase por muchas etapas en su desarrollo, y que esto sea normal.

Muchos especialistas le atribuyen esto a una necesidad primitiva de mantener cerca a su cuidador para permanecer con vida. 

0-3 meses:

El sueño de los dos primeros meses es un “bebé” tranquilo duerme muchísimo  y los padres pensaran  que son afortunados, y seguramente lo son, pero no por esta razón. 

Durante los tres meses el sueño de tu bebe evolucionó y se hizo más ligero.

A esta edad, solo tienen dos etapas de sueño; Lento y REM. 

Dormirá por periodos cortos de 50-60 minutos, una siesta no durara mucho. Son desordenados (duermen cuando quieren y comen cuando quieren).

 No pueden distinguir entre el día y la noche.

4-7 meses.

El sueño se vuelve más predecible, puede dormir más por la noche que durante el día y puede comenzar a crear rutinas.

Enhorabuena ya conocen el día y la noche!!

Ya no se quedan dormidos en el sueño REM, sino que entran primero en el sueño no REM. La etapa inicial del sueño es más liviana, hasta profunda, y se despiertan fácilmente durante la transición del sueño ligero al sueño profundo.

Poco a poco adquirirán dos nuevas etapas del sueño, por lo que a los 6 a 7 meses, tendrán las cuatro etapas. La cuarta etapa es el sueño profundo y finalmente hay una vigilia. Esto a menudo se convierte en una especie de conciencia. Es por eso que los niños que duermen bien empiezan a despertarse cada hora o hora y media, no porque los estemos reteniendo para dormir, no es por culpa de la lactancia materna, no es porque se les ofrezca el pecho esto se debe a sus etapas del sueño, y es perfectamente normal. 

Entonces ahora hay muchas cosas nuevas que también lo afectarán, como los dientes, la integración de las madres en el trabajo y la introducción de nuevos alimentos. 

8 meses a 2 años;

Hay todas las etapas del sueño, Tu bebe ya creció.

Su tiempo de sueño está disminuyendo..

En estas edades, el despertar infantil se debe principalmente a enfermedades, dientes, ansiedad por separación (aparición y desaparición continua) y nuevas adquisiciones (gatear, caminar, hablar, controlar el esfínter …).

Los niños mayores tendrán miedo y pesadillas.

Superando estos obstáculos, el despertar disminuirá gradualmente.

3-6 años.

Ahora el sueño es exactamente igual que el de un adulto, además el niño tiene el control total.

También puede controlar muchas otras cosas, como el lenguaje, el esfínter y la ansiedad por separación.

Aunque las madres nunca intentaron nada cuando tenían entre 5 y 6 años, la mayoría de los niños han resuelto sus problemas de sueño y se han quedado dormidos en paz.

Las pesadillas y el sonambulismo son excepciones. Esta es también la edad en la que aparecerán estos problemas, precisamente porque el sueño es más profundo que en años anteriores.

Muchos niños a esta edad ya reclaman su independencia, sin embargo suelen solicitar compañía a la hora de dormir, como una canción, o un cuento, no quiere decir que algo no vaya bien. Es simplemente una expresión de cariño. Los niños necesitan que constantemente les recordemos con acciones que siempre podrán contar con nosotros, y eso esta bien.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *